El comercio electrónico avanza, pero no tanto como quisiera

El progreso de la tecnología implica el crecimiento y consolidación de la industria del ecommerce, apoyada en tendencias cada vez más fuertes, como el mobile-commerce. Pero también hay otra realidad: un fuerte porcentaje de habitantes que aún está excluido de los avances y que, por lo tanto, no pueden acceden a estas herramientas.
Redacción

Más del 80% de la población online ha utilizado Internet para realizar alguna compra en alguna oportunidad y más del 50% lo ha hecho en más de una ocasión. Así de contundentes son los datos que brinda Invesp en un reciente informe sobre el comercio electrónico a nivel global.

Sin embargo, el dilema que se plantea aquí es: ¿a qué porcentaje de la población mundial se refieren cuando hablan de población online?, ¿quiénes son los que realmente tienen acceso a esta herramienta?

Según un informe de eMarketer, la cantidad de usuarios de Internet a nivel mundial llegará a los 3.000 millones este año, lo que marca un crecimiento del 6.2% en relación al año pasado. Si se tiene en cuenta la cantidad de habitantes que habrá a fin de año, esta cifra marca que un 42% de la población del planeta estará conectada. El 58% restante, no.

Es cierto que el e-commerce está creciendo en gran medida, incluso está ganando terreno que hasta ahora poseía el canal de compra tradicional. Pero también es verdad que gran parte del mundo aún no tiene acceso a una forma de compra online, ya sea porque está en regiones en donde se dificulta el acceso a Internet (como se dijo recién, sólo el 42% de la población tendrá Internet a fin de año) o bien porque pertenece a un segmento de la población que no cuenta con una forma de pago que pueda utilizarse para la compra online.

En la actualidad, más de 2.000 millones de personas aún no están bancarizadas a nivel mundial, especialmente en las regiones emergentes, entre las que se incluye Latinoamérica. Esto significa un 38% de la población adulta, de acuerdo al informe Global Findex del 2014.

Y si bien es real que mediante los dispositivos móviles este segmento de la población ha comenzado a tener acceso a ciertas funcionalidades que hasta ahora no le ha sido posible (como por ejemplo el pago de servicios o de matriculas escolares) esto no significa que podrán realizar compras online como sí puede hacerlo aquel sector que sí está bancarizado.

En este contexto se puede ver que sigue habiendo un alto porcentaje de la población que no tiene posibilidades de utilizar esta forma de compra.

Fuente: Invesp

Sin embargo, es real que entre aquellos que sí tienen acceso al comercio electrónico, las ventas están creciendo a un 19% anual y llegarán a los US$ 1.4 trillones para este año, mientras que 5 años atrás, por ejemplo, el ingreso era de US$525 mil millones, según Invesp.

En el mismo estudio, se especifica el acceso en cuanto a regiones: Europa está al frente con el 34% de las ventas globales, seguida por USA con el 29% y Asia con el 27%. Mientras que el resto de las regiones, entre las que se incluye Latinoamérica, tiene apenas el 10% restante.

Dos países que prevalecen en este mercado son EE.UU. y China. En el primero, el comercio electrónico está creciendo a cuatro veces la tasa del comercio minorista físico y en el país asiático, creció un 51% en 2013, de acuerdo a un análisis de la firma especializada en ecommerce Baynote.

Hay que tener en cuenta algunas cuestiones que destacan por qué el crecimiento se da más en algunas ciudades: por ejemplo, Seattle, ciudad estadounidense, es el lugar de origen de Amazon, y allí el ecommerce representa US$ 61 mil millones en ventas en línea. Hangzhou en China muestra un número más que contundente: US$ 170 mil millones. La realidad es que allí se encuentra el sitio de Alibaba, que maneja más transacciones que Amazon e eBay juntos.

El ecommerce en Latinoamérica

El mercado del comercio electrónico todavía tiene un largo camino que recorrer en toda la región. Un dato que marca esta posición es que menos de 3 de cada 10 usuarios de Internet en América Latina van a realizar una compra a través de canales digitales este año, según las últimas previsiones de eMarketer.

Sin embargo, se puede tener ciertas expectativas positivas a medida que se ve el crecimiento de los últimos tiempos. Y más aún si se analizan los mercados que lideran este negocio. De todos los países, Argentina, Brasil y México están a la delantera y son los que marcan la diferencia con el resto.

En términos de penetración de compradores digitales, Argentina está al frente: casi la mitad de los usuarios de Internet en el país hará una compra online este año. Pero cuenta con las ventas de comercio electrónico más bajos de los principales mercados de la región.

En segundo lugar en términos de penetración se encuentra Brasil. A su vez, se trata del mercado regional más grande en términos de dólares, con lo que presenta el mayor volumen de negocio, y también el que tiene mayor número absoluto de compradores online.

Mientras tanto, el mercado de mayor crecimiento de compradores digitales se encuentra en México. Se espera que el número de personas en el país que hacen una compra a través de cualquier canal digital aumente un 23,1% este año y siga creciendo en porcentajes de dos dígitos hasta el 2016. Este crecimiento no sucederá en Brasil y Argentina, porque se trata de dos mercados más maduros.

En líneas generales, los analistas de eMarketer estiman que la penetración de compradores digitales en Latinoamérica crecerá del 29,9% de los internautas en 2014 al 33,7% en 2018. En cuanto a cifras absolutas, los usuarios de ecommerce aumentarán desde los 98,9 millones de este año hasta 139,3 millones en 2018.

IDC plantea que para ese mismo año, el comercio electrónico en América Latina habrá superado los US$100 millones. En Colombia se prevé un aumento de tasa de crecimiento del 83%, en México y Brasil un 30%; Perú, 25%; Chile, 22% y Argentina, 19%.

El auge del comercio móvil

A nivel global, existe un importante aumento del mobile-commerce. En el cuarto trimestre de 2014, según un reporte de Criteo, en el que se analiza el comportamiento y las tendencias de compra por dispositivos móviles, se descubrió que la modalidad móvil representa más del 30% de las ventas mundiales de comercio electrónico y por encima del 27% de las de EE.UU. En los mercados occidentales, Reino Unido (41%) y España (28%) lideran las transacciones efectuadas por dispositivos móviles.

En Argentina, 1 de cada 3 empresas ya implementaron el m-commerce. Asimismo ha crecido exponencialmente el uso de redes sociales para promoción online, alcanzando un 90%, y también el uso de las redes sociales para venta online.

Para ver el amplio crecimiento del m-commerce, en el relevamiento de Invesp se muestra que mientras que en el año 2009 ingresaban US$1.2 mil millones anuales mediante este formato de compra, para este año se espera que sea US$23.8 mil millones.

En este formato de compra, las aplicaciones marcan la diferencia. Herramientas como las billeteras móviles (Apple Pay, Google Wallet, entre otras), que van apoyadas por grandes empresas como Mastercard, tienen mucho que ver en este crecimiento. Y este es sólo el comienzo.

Fuente: 13 Ten

Los que integran el ecosistema del comercio electrónico, se han dado cuenta de la oportunidad de crecimiento que estas herramientas tienen gracias a la alta penetración y al fuerte impacto que tienen en los usuarios, y apuestan en gran medida a ellas.

Es indudable que las nuevas tecnologías y su avance tienen un papel fundamental en la sociedad e impactan en gran medida en la vida cotidiana de cada uno. El comercio electrónico está dentro de estas tendencias y crece a un ritmo muy fuerte en los últimos años, y seguirá siendo así. Pero también es real que sectores sociales y regiones emergentes no tienen acceso a estas nuevas tecnologías ni a todo lo que ello implica. Se trata de dos realidades muy diferentes pero que conviven en el mismo planeta.

Comentarios